,

Tips para el fin de semana

Es fin de semana….

Para muchas mamis, llegar al fin de semana es un alivio porque desean pasar más tiempo con sus hijos, con su familia y descansar un poco, llegado el momento la realidad es diferente y para otras son días de estrés.

El solo pensar en los quehaceres de la casa, cuidar de los niños y hacer la compra, les provoca  desánimo, aburrimiento, nerviosismo y negativismo. Planeas un montón de cosas y actividades que debes realizar y no queda nada de tiempo para ti, ese precioso tiempo que tanto ansias durante toda la semana. Aquí está la clave, en reorganizar nuestro tiempo y gestionarlo adecuadamente, tanto que nos quede tiempo para nosotras y para nuestros hijos, probablemente creas que esto es casi imposible y el primer pensamiento que viene a tu cabeza es “No soy una super mamá”, “no puedo con todo”, “hay mucho por hacer en casa” si pensamos así, evidentemente no podremos gestionar nada, a veces se prioriza más las tareas del hogar que el verdadero disfrute del día, anteponemos las cosas pendientes, las multitareas y el fin de semana pasa volando, cuando nos damos cuenta ya es domingo por la noche, estamos a unas horas de empezar una nueva semana, así la vida se nos hace una monotonía, estamos cansadas, agobiadas y estresadas,  los hijos y la familia lo notan, son energías y emociones que a través de gestos y actitudes se transmiten.

¿Qué hacer para tener un buen fin de semana?

  • Elabora un plan con un listado de actividades que deseas realizar, selecciona tus prioridades. Si estás cansada, la cabeza en blanco y no tienes ningún plan no tendrás ganas de hacer nada, solo desearás llegar a casa y tumbarte en el sofá, terminarás viendo una peli o programa que ni te llame la atención, estarás con los nervios de punta, al primer ruido o queja de tus hijos, echarás gritos por toda la casa, regañando con todos. Como las mamás no tenemos tiempo muerto, aún  si tenemos toda nuestra mente saturada, aprovechemos el viaje en el metro o el autobús para escribir en nuestras notas o libreta las actividades del siguiente fin de semana, así una parte ya has reorganizado.
  • Duerme más y descansa bien. Imagina tener puesto el despertador a las 5  o 6 am todos los días y acostarte el viernes pensando en madrugar para ir a trabajar el sábado, otra mañana más que te levantas agotada. No hay nada más relajante que dormir una horas extra, despertar descansada y con buenas energías, dejar también que los niños duerman un poco más, es importante la flexibilidad y tolerancia en fin de semana.
  • Practica tu Hobby. Si eres apasionada al deporte, escribir, leer o simplemente tomarte una taza de café viendo algo de tu agrado o leyendo el periódico, es el momento perfecto para aprovechar antes que los niños se pongan en pie y empiece el bullicio, peticiones y actividades del día.
  • Apártate de las pantallas y el móvil. Aunque no creas consume una gran parte de nuestro tiempo, es un ladrón del tiempo y de nuestro disfrute a  no ser que tengas planeado conectar con amigas, leer, escribir o comprar entradas para el cine o hacer una reserva en un Restaurante para una cena especial ya sea con la familia o solos tu y tu pareja, de otro modo no es necesario.
  • Momento especial para ti y tu pareja. Muchas veces la rutina del día  a día, el trabajo y los hijos les hacen olvidar que antes de su existencia estaban tu y tu pareja. Quizá con la llegada de los niños la vida se haya convertido en algo caótico y una monotonía, los niños agotan es parte de la vida familiar, pero debemos esforzarnos por encontrar el punto medio y continuar alimentando el amor, la pasión y la vida social como pareja. Al principio hacían todo juntos y se dedicaban el uno al otro, con el pasar del tiempo cada uno organizó su día por separado y la rutina se apodera de la relación. Dedicarse exclusivamente a vosotros trae muchos beneficios como: tener una mejor y mayor comunicación, más conexión, fortalece el matrimonio o la relación e incluso la vida sexual.

Si realizan actividades que implique gastos económicos, míralo como una inversión. Al final, verdaderamente merece la pena invertir para ofrecerles a nuestros hijos un hogar feliz.

  • Busca un hueco para reunirte con tus amigas. Con nuestra maternidad no ha terminado nuestra vida social, solo ha cambiado. Las reuniones entre amigas son necesarias, nos aporta vitalidad y buenas energías, nos ayudan a reducir el estrés, a llevar mejor los problemas y nos hace sentir bien.

¿Cómo esperan los niños el fin de semana?

Ellos, desean ser libres, volar como el viento, jugar con papá y mamá, descubrir en familia y aprender todos a la vez. A veces es difícil disfrutar viendo tanto por hacer, pero ese disfrute es esencial para tus hijos, ellos lo necesitan, necesitan percibir buenas energías y estar seguros que los papás también desean estar con ellos a pesar de tanto por hacer.

¿Qué puedes hacer por tus hijos?

  • Abrázalos hasta tocar el alma. Necesitan ser amados y que se les demuestren con hechos.
  • Pon muchas dosis de amor en los alimentos que vas a preparar y procura que todos se involucren, a los niños les atrae y se divierten preparando sus propios alimentos y colaborando con sus padres.
  • Que el respeto, cariño y complicidad entre cónyuges sea visible para tus hijos y que lo puedan notar, les proporciona estabilidad emocional y son felices.
  • Esfuérzate en dar lo que deseas recibir de ellos, aunque algunas o muchas veces no veas tu recompensa. El tiempo te dará el privilegio de ver a tu familia unida, buenos hijos, hermanos, estudiantes, amigos, etc. Tu papel es fundamental en la construcción de tu hogar.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *